Cuando La Liga Profesional de Futbol Americano (LFA) comenzó a atrasar el pago a sus jugadores y el proyecto tambaleó financieramente, se gestó una división en el primer proyecto de profesionalización de este deporte en México. Así surgió un movimiento orquestado por Edgar Zapata, uno de los propulsores de la LFA y quien optó por dar un paso al costado para crear la Liga de Football Profesional, un proyecto que intentará blindar a los jugadores y coaches, así como ofrecer un espectáculo diferente. “No me interesa dividir, si yo no tuviera un plan no estaría presentando este proyecto”, dijo Zapata, comisionado de esta nueva liga en su presentación oficial. “Yo fui fundador de LFA, estuve dos años, son tipazos pero quisimos ponernos de acuerdo, sin embargo su punto de vista es que las reglas eran diferentes, pero yo las hice.

Liga de Football Profesional una nueva forma de ver el americano en México LFP 1024x683

Hay para todos, no meter el pie, estamos abiertos a juntarnos y hacer una liga en conjunto, más poderosa, que represente mejor a México”. La LFP contará con cinco equipos en su primera temporada, que comenzará en febrero de 2019 y que ya cuenta con franquicias en Estado de México, CDMX, Querétaro y Tampico, mismas que se comprometerán a ofrecer garantías laborales a sus miembros. “La liga tiene un esquema padre, tenemos que pagar mejor a coaches y jugadores para generar producto: un millón 300 mil pesos de sueldos con tope salarial para que sea equitativo. A nivel operación se está analizado y es con presupuesto de un millón y medio, quien compre franquicias puede operar patrocinios como quiera, pueden así tener más recursos, es un esquema saludable”, explicó. Y es que cuando comenzaron a haber problemas financieros en la LFA, Edgar Zapata se dio cuenta de que jugadores y coaches deberían tener un mejor respaldo, lo que lo orilló a decantarse por crear una nueva competición. “No sé qué hicieron (en LFA) el año tres y cuatro pero aquí estarán protegidos los jugadores, aquí todos tienen IMSS y gastos médicos mayores. Hay que hacerlo bien, cuesta más pero lo hace serio y que la gente quiera invertir”, abundó. La liga contará con un límite de 10 extranjeros por equipo pero un tope salarial, en busca de equidad entre las franquicias y mayor paridad en busca de ser un espectáculo más atractivo.