Tras cinco años de búsqueda, los investigadores que utilizan los datos de la nave espacial Kepler de la NASA una cazadora de exoplanetas han descubierto lo que parecen ser dos de los mundos más parecidos a la Tierra hallados hasta ahora. Bautizados Kepler 438 b y Kepler 442 b, ambos planetas parecen ser rocosos y sus órbitas están en zonas no muy calientes, ni muy frías habitables de sus estrellas, donde puede existir agua líquida en abundancia.

Dos mundos similares a la tierra han sido descubiertos. Kepler sistema
Nasa sistema Kepler

Los astrónomos anunciaron los recién descubiertos planetas, junto con otros seis también recientemente hallados, el martes en una reunión de la Sociedad Astronómica de Estados Unidos, en Seattle. Sus resultados serán publicados en la revista The Astrophysical Journal.  Los descubrimientos duplican el número de exoplanetas conocidos potencialmente habitables. También empujan el recuento de Kepler de mundos investigados a poco más de 1.000, que marca un hito en la misión en busca de “Tierras” alienígenas.

Ambos planetas se encuentran a miles de cientos años luz de distancia y orbitan estrellas más pequeñas y menos brillantes que nuestro Sol.

Dos mundos similares a la tierra han sido descubiertos. Kepler 1024x576

Kepler 438 b es solo un 12 por ciento más grande que la Tierra, y recibe un 40 por ciento más de luz de su estrella; Kepler 442 b es un 30 por ciento más grande y recibe un 30 por ciento menos de luz. Ambas esferas pueden ser un poco más calientes que dos mundos rocosos relevantes descubiertos anteriormente por Kepler, Kepler 186 f y Kepler 62 f, cada uno de los cuales obtiene significativamente menos luz de sus estrellas, similar a la que recibe Marte. “No podemos decir con seguridad si estos planetas son verdaderamente habitables, solo que son candidatos prometedores para la habitabilidad”, dice el coautor del estudio David Kipping, astrónomo de Harvard–Smithsonian Center for Astrophysics (CfA) en Cambridge, Massachusetts.