Muchos de nosotros vemos este confinamiento como lo peor que nos pudo haber pasado, el ser humano por naturaleza ama estar en contacto con otros seres pero no consigo mismo ¿por qué? Todos tenemos demonios que disfrazamos con risas, bromas, exceso de trabajo. En este momento se sienten nerviosos, con la incertidumbre del ¿qué va a pasar? ¿qué es lo correcto?y así te doy la bienvenida a la ansiedad; es colectiva sí, pero esto que estás experimentando lo hace día tras día una persona con trastorno de ansiedad y yo digo ¡que valientes! Ellos siguen con su vida “normal” y no hablan de lo temores que tienen en el día, que llegan en el momento menos indicado.

Así llegó la ansiedad a la vida de todo el mundo (literalmente) y no saben que hacer, están acostumbrados a esconderse de sí mismos pero puede ser tu última oportunidad para conectar contigo y de aprender a ser empático; deja de preocuparte por el dinero y cosas banales que no alimentan tu espíritu, ejercita tu alma porque créeme que te necesita ahora más que nunca. Crees no tener tiempo pero tienes todo el que necesitas; siéntate cinco minutos y agradece tu salud, tu bienestar, ejercita un poco ese cuerpo, olvídate del encierro por unos minutos. Te recomiendo que tomes ese libro que está empolvado en algún sitio de tu casa y lo termines, abre otro, dibuja, apasionate por lo que haces y no dejes que el mundo te coma, tú cómete el mundo sin lastimar a nadie, sin pasar por encima de quien sea para lograr tus metas porque eso no te hace exitoso. Cuando realmente aprendas a ser empático vas a vivir feliz.

La ansiedad y el encierro es el tema de hoy porque hemos leído cientos de artículos recomendando que hacer para evitar la ansiedad, pero no se evita se debe afrontar con toda la fuerza que tengas y matarla poco a poco y podemos aplicar “un día a la vez” haces más fácil el confinamiento. Te invito a que le escribas a esa persona en la que estás pensando día y noche, perdones y sueltes para que tu espíritu se eleve un poco y tu alma sienta alivio. Es hermosa la sensación de alivio y aprendes a afrontar tus demonios porque están cabrones yo lo sé, te lo dice una persona que los afronta día a día; no es imposible ¡tu puedes!. Es la oportunidad perfecta para hacer y deshacer tu vida en el sentido positivo claro está. Disfruta tu soledad y hazla tu amiga, es maravilloso lograr conocerte un poco más, si vibras positivo las personas positivas llegarán a ti eventualmente. Te deseo lo mejor esta cuarentena y te mando mucho amor.